Tamara Hidalgo, profesora de ELE Kenia

 ELE en África subsahariana

Entrevista a Tamara Hidalgo, profesora en la Universidad de Moi, Kenia


Foto Tamara Entrevista

El ELE en África subsahariana tiene una presencia marginal tanto en la formación del profesorado como en el ámbito de la investigación. Esto es consecuencia del desconocimiento general que hay sobre esta zona del mundo en otros continentes. Los estereotipos que tenemos de África subsahariana están muy alejados de la existencia de una actividad académica determinada y, mucho menos, de la enseñanza del ELE”.

#CONTEXTO DE ENSEÑANZA

Parece que entre la comunidad docente se recibe muy poca información sobre el contexto de enseñanza y aprendizaje de ELE en África subsahariana. En la Universidad de Moi, en Kenia, ¿cuál es actualmente la situación de la enseñanza y aprendizaje de ELE?

La enseñanza del ELE comenzó a introducirse en Kenia en los años 80, generalmente mediante colegios o universidades con currículos internacionales. Por su parte, la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) ha contribuido a su promoción mediante sus lectorados: hubo uno en la United States International University (USIU), en Nairobi, y ahora hay uno en Moi University, Eldoret. Aunque su presencia no se puede comparar a la del francés, en Kenia se ha apreciado un creciente interés especialmente en los últimos cinco años, con la consiguiente creación de un centro de exámenes de DELE en 2006.

Desde 2007 existe una asociación de profesores de español, la Association of Teachers of Spanish in Kenya (ATS-K). Se trata de la única asociación africana federada, y cuenta con más de treinta miembros.

Según los datos registrados por el informe del Instituto Cervantes de 2006, Kenia es el país anglófono de África subsahariana con más alumnos de español, entre los que se cuentan más de mil quinientos estudiantes. Los centros que suelen ofrecer español son colegios y universidades privadas, alguna pública, y también algunas academias de idiomas.

Respecto a la relación y la existencia de redes de profesores de ELE en tu contexto profesional, ¿existe algún tipo de colaboración entre asociaciones o comunidades de profesores ELE en los países de la región?

La verdad es que el colaboracionismo entre asociaciones de profesores ELE en la región es escaso. Por otro lado, tampoco mantienen vínculos con instituciones internacionales conocidas como la FIAPE.

#PERFIL DEL ESTUDIANTE

¿Cuál es el perfil del estudiante de ELE en Kenia?

Los estudiantes son multilingües: normalmente manejan entre dos, tres y hasta cuatro idiomas diariamente (inglés, suajili y el de sus respectivas tribus). Sin embargo, no suelen tener experiencia en el aprendizaje de segundas lenguas. Algunos de ellos han estudiado algo de francés o alemán, y normalmente desde una metodología muy tradicional (se limitan a la conjugación de verbos y aprender listas de vocabulario).

#METODOLOGÍA

En tu contexto de enseñanza, ¿qué metodología predomina, y cómo se concibe al profesor?

En general, el método de enseñanza en Kenia está centrado en el profesor, el cual cuenta con bastante autoridad. El profesor es concebido como el único gestor de su aprendizaje, con lo que el estudiante suele presentar un perfil pasivo y supeditado a este. Esto, junto con su temor al error, hace que las actividades de práctica libre y/o de expresión e interacción oral conlleven un importante esfuerzo por parte del profesor para poder llevarlas a cabo.

La actitud ante el error es un aspecto, como comentas, sujeto a la tradición educativa del estudiante de lenguas extranjeras y a los mecanismos de evaluación que existen en su sistema educativo, En tu caso, ¿cómo lo trabajas en el aula?

Primero les explico cuál es mi postura ante el error, lo productivo, natural e inevitable que es equivocarse al aprender una lengua. Por otro lado, trato de ser consecuente en clase con mi comportamiento. De esta forma, utilizo mucho el humor, trato de crear sentimiento de grupo, recurro a la regla de turno para que se autocorrijan o intento que se corrijan entre ellos. Esto último es fácil, ya que es una práctica habitual en el ámbito académico en Kenia. Ante el miedo a la reprimenda del profesor, se ayudan entre ellos. Sin embargo, la autocorrección suele costar mucho más. Así que, el humor es el recurso que más me está ayudando en este sentido, tanto para que ellos se relajen como para ir introduciendo otras dinámicas de aprendizaje que son novedosas para los estudiantes.

#RECURSOS #TIC

Actualmente, a los docentes se nos insiste mucho en el uso de las TIC en aula para la mejora del aprendizaje. ¿Cuál es tu experiencia al respecto? Explícanos de qué manera están o no presentes las TIC en el entorno en el que trabajas.

El entorno en el que trabajo es bastante “rudimentario” en ese sentido. La universidad no está equipada con ordenadores, aunque ahora acaban de poner wifi en mi facultad. Si quieres conectarte, tienes que hacerlo con tu ordenador portátil. Las clases están equipadas con una pizarra y solo en algunas hay proyector (aunque ahora han robado los que había, con lo cual si lo necesito, en mi caso, le tengo que pedir a algún compañero el suyo propio).

Hace muy poco solicité al departamento unos altavoces o algún equipo un poco potente para poder hacer actividades de comprensión auditiva, puesto que no tenían. De hecho, no estoy segura de que los estudiantes hubieran realizado actividades de este tipo con otros profesores. Los altavoces de mi ordenador portátil no son suficientes en una clase de cuarenta, cincuenta o sesenta alumnos, como las que tengo. Por otro lado, hay que tener en cuenta que en Kenia los cortes de luz son muy frecuentes, con lo cual, en el caso de tener programada alguna actividad que requiera del uso de dispositivos electrónicos, siempre debes tener un plan B.

En cuanto a los alumnos, buena parte de ellos no tienen acceso a Internet en sus casas puesto que no disponen de un ordenador de mesa, portátil o una tableta. El acceso que tienen es, en la mayoría de los casos, desde el móvil. Por lo tanto, los recursos en mi clase son la pizarra (el principal y en el que se centra la clase), mi ordenador, el proyector (que apenas utilizo) y fotocopias.

Según lo que comentas, ¿has sentido en alguna ocasión que esta falta de recursos afecte en tu labor como docente de ELE?

Ahora mismo llevo ya ocho meses aquí, así que estoy bastante adaptada. Si me hubieran preguntado esto al principio, mi respuesta habría estado dominada por la queja y por la absoluta incomprensión y recelo de la efectividad de la enseñanza y del aprendizaje sin tales recursos. No obstante, para ser sincera, me ha resultado más difícil adaptarme al número de alumnos en cada clase, a la falta de formalidad de la universidad ante asuntos burocráticos o al choque entre sistemas de aprendizajes.

Por supuesto que la falta de recursos influye en mi tarea docente, pero también es cuestión de adaptarte al ritmo y a las expectativas de aprendizaje que tienen aquí. Si asumes su posición ante estos aspectos, sus carencias en ese sentido no son tales o no determinan tanto mi labor.

#PASADO Y FUTURO DEL ELE

¿Cómo ves el futuro del ELE en África?

Mi percepción ahora mismo es bastante optimista. No solo por los datos que hay (cada vez hay más estudiantes de español en África, y en concreto, en África subsahariana), sino porque parece que está recibiendo un poco más de atención por parte de las instituciones competentes.

Así pues, ¿crees que no ha habido una suficiente ayuda y atención hasta ahora por parte de los organismos competentes para cubrir la demanda de aprendizaje de español?

África o, más específicamente, la región del África subsahariana ha estado muy desatendida en el ámbito del ELE. Hay solo un Aula Cervantes en Dakar y, después de la cancelación de la mayoría de los lectorados MAEC-AECID en 2012, solo queda el de Etiopía, y los de Ghana, Mozambique, Kenia, Namibia y dos en Sudáfrica, que están cofinanciados por las universidades de destino. Sin embargo, según los datos del Anuario del Instituto Cervantes de 2012, en Costa de Marfil hay el doble de estudiantes de ELE que en Reino Unido, y Camerún tiene el triple de estudiantes que Rusia o China. Tanto Reino Unido, como Rusia o China cuentan con Institutos Cervantes, lectorados en varias universidades e institutos de secundaria patrocinados por universidades públicas españolas o el Ministerio de Educación de España, respectivamente. A pesar de lo desalentadoras que parezcan estas diferencias entre países, creo que la situación va a cambiar ante la contundencia de los datos recopilados, si bien quizá lo haga a un ritmo más acompasado con el de este continente.

#FORMACIÓN  #INVESTIGACIÓN

Háblanos ahora de tu formación como docente, ¿cuál es tu campo de interés actual en el mundo ELE?

Desde hace un tiempo, me interesa especialmente el cuestionamiento del enfoque comunicativo, la importancia del sistema de creencias del estudiante en la eficacia de la enseñanza y la adaptación de metodologías a entornos poco frecuentes hasta ahora en el ámbito del ELE, como son las aulas subsaharianas.

¿Estás trabajando en algún proyecto relacionado con el mundo ELE últimamente?

Ahora mismo estoy preparando una comunicación sobre las carencias en la formación e investigación en el ámbito del ELE a propósito de mi experiencia en Kenia. Esta reflexión me ha acompañado desde mis inicios en el mundo del ELE, pero quizá ahora se ha visto más acentuada por encontrarme con un entorno y con un perfil de estudiante mucho más alejados al que se encuentran implícitos en las metodologías que imperan en la formación del profesorado de español como L2, como el enfoque comunicativo.

Van Lier define el desarrollo docente como un proceso que incluye la formación, la práctica y la investigación. ¿En qué áreas de conocimiento has investigado formalmente?

En cuanto a la investigación formal, he estado vinculada al tema de la adaptación de textos o a la complejidad textual gracias al director de mi tesina Alberto Anula Rebollo, profesor titular en el Departamento de Lengua Española de la UAM. Mi tesina trata sobre el estudio de la organización de los marcadores del discurso en el Plan Curricular del Instituto Cervantes (PCIC) a propósito del análisis de posibles criterios de distribución basados en su complejidad.

¿A qué conclusiones llegaste?

El análisis de la distribución de los marcadores en el PCIC fue realizada atendiendo a criterios de organización del material lingüístico a través de los niveles de adquisición de lengua, así como a sus características morfosintácticas y semánticas (criterio formal, y función y carga semántica). El PCIC no desvela en su propuesta los fundamentos en que basa su distribución. En este sentido, este primer acercamiento al tema fue interesante en cuanto que se intentó determinar la lógica subyacente a la organización de los marcadores en el PCIC y su relación con el grado de complejidad de estos.

No obstante, no se obtuvieron resultados concluyentes ya que hay otros parámetros, como la frecuencia de uso, que son relevantes para un análisis de estas características. Creemos que criterios como el de frecuencia serían determinantes ya que están relacionados tanto con la nivelación del aprendizaje de ELE y con la gradación de la complejidad. Sin embargo, por cuestiones metodológicas no pudieron ser estudiados y se han postergado para un futuro estudio doctoral.

Sabemos que has formado parte del proyecto Simplext (Sistema automático de simplificación de textos) en el que estaba implicada la UAM (Universidad Autónoma de Madrid) con un grupo de investigación dirigido por el doctor Alberto Anula Rebollo. ¿Cuál fue tu colaboración?

El objetivo es crear una aplicación informática de simplificación de textos dirigido, en principio, a personas con limitaciones en la comprensión lectora. Nuestra tarea era, a grandes rasgos, determinar los aspectos léxicos y gramaticales objeto de simplificación y proporcionar un glosario de sinónimos para aquellas palabras o expresiones de frecuencia media o moderada. A pesar de no estar vinculado al mundo ELE, Anula Rebollo ha trabajado en complejidad textual y su aplicación a la adaptación de textos dirigidos a estudiantes de ELE. Asimismo, uno de sus objetivos fue crear un corpus de palabras frecuentes en español, trabajo con claras aplicaciones en el ámbito del ELE.

Cada vez más se incide en la importancia de la formación continuada del profesorado a través de espacios informales de aprendizaje. En tu caso, ¿de qué otra manera o en qué otros espacios te formas como docente?

A través de cursos monográficos y de foros o congresos, generalmente, orientados a la enseñanza del ELE. Por otro lado, la lectura y consulta de bibliografía, páginas web o blogs, así como el intercambio de experiencias entre colegas me parecen igualmente actividades que contribuyen de forma decisiva a mi formación. En relación a las redes sociales que uso en Internet, Twitter está más orientada a mi mundo profesional. Gracias a mi recién descubrimiento de esta red social estoy más al día en cuanto a novedades relacionadas con el mundo ELE.

#AGRADECIMIENTOS

Un placer conversar contigo, Tamara. Gracias por compartir con nosotros tus experiencias en Kenia y por colaborar en esta sección de ccontinuum. ¡Te lo agradecemos mucho!


BIODATA

Tamara Hidalgo es licenciada en Filología Hispánica (2005) y Máster en Lengua Española (2008) por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Ha trabajado como profesora de ELE desde 2005 en diferentes academias de Madrid, en Eton College (Reino Unido) y en el Instituto Cervantes de Varsovia, donde además trabajó como profesora de Lengua y Literatura Españolas en el liceo bilingüe José Martí.
Durante los años 2011 y 2012, trabajó como investigadora técnica en el Departamento de Lengua Española de la UAM dentro del grupo de investigación SIMPLEXT (Sistema automático de simplificación de textos).
Está vinculada a la adaptación de textos tras haber realizado diferentes colaboraciones en proyectos de investigación dirigidos por Alberto Anula Rebollo, profesor titular del Departamento de Lengua Española de la UAM. Ha adaptado dos libros para la colección Fácil Lectura de SGEL (Leyendas, de Bécquer, y Doña Bárbara, de Rómulo Gallegos), editorial para la que ha colaborado ocasionalmente.
Actualmente, es lectora MAEC-AECID en Moi University, Kenia, y miembro de la Association of Teachers of Spanish in Kenya (ATS-K). Asimismo, el pasado noviembre formó parte del Tribunal de Exámenes de DELE en Nairobi.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s